Maduro va por buen camino

Yo tengo la siguiente hipótesis: si Hugo Chávez, al llegar a la presidencia de Venezuela no hubiera hecho absolutamente nada, es decir, si no hubiera pasado ninguna nueva ley o decreto, hubiera dejado que las cosas sigan como estaban y simplemente se hubiera dedicado a robar, Venezuela estaría hoy en mejor situación. Mi hipótesis, como muchas en las ciencias sociales, es de imposible demostración ya que no podemos hacer experimentos controlados, pero existen indicios que apuntan a darme la razón.

Cuando Chávez llegó al poder, el precio del petróleo estaba en aproximadamente 20 dólares por barril y sin embargo no faltaba leche o papel higiénico en los hogares venezolanos, no había desabastecimiento y no había la crispación política actual. Hoy el precio ronda los 50 dólares, es decir un 150% mejor que cuando Chávez asumió la presidencia por lo que no tiene sentido atribuir la crisis venezolana a la caída del precio del petróleo. Ni siquiera considero que la crisis haya sido causada por el robo de las arcas del Estado por parte del chavismo.

La crisis venezolana es producto de malas políticas bautizadas bajo el eslogan de “socialismo del siglo XXI”; es producto del paulatino cercenamiento de la potestad de los ciudadanos para tomar decisiones sobre su vida y su propiedad, para decidir por ellos mismos qué necesitan comprar o vender y a cuánto, disponiendo libremente de su propiedad, sea esto papas, tomates, casas, vehículos o leche.

Estas prerrogativas que naturalmente le pertenecen al individuo, fueron paulatinamente usurpadas por el gobierno. Y para asegurarse que los ciudadanos no puedan ejercer el derecho de disponer de su propiedad como les plazca, el gobierno se llenó de mecanismos de control: de precios, de tipos de cambio, de importación, de producción, etc. Y como frecuentemente sucede en los regímenes socialistas, se crearon controles para controlar a los que controlan y se estructuró un Estado burocrático, policiaco, enemigo de la libertad y la producción. Maduro ha decretado que desde ahora los funcionarios públicos venezolanos trabajen solo 5 horas y media por día. Esto es una buena medida que va en la dirección correcta, aunque sería aun mejor para Venezuela y los venezolanos que Maduro decretase que los funcionarios públicos, incluidos él y la Asamblea, no trabajasen nada, se vayan a sus casas, devuelvan las libertades usurpadas y dejen a la gente en paz.

Del.icio.us Digg

“¿Te sientes a cargo?”

Usualmente se nos presenta al poder como sinónimo de dinero. Como Axel Kaiser de la Fundación Para el Progreso (Chile) explica aquí:

“El dinero es un medio de intercambio de bienes y servicios que siempre requiere de una voluntad concurrente para operar. Si usted hace algo por dinero lo hace voluntariamente, si lo hace con una pistola en la cabeza lo hace en contra de su voluntad. Lo primero no es poder, lo segundo si”.

Kaiser se refiere en su artículo a una escena en la popular serie de Netflix “House of Cards”. Esto me recordó a una escena de la taquillera película “The Dark Knight Rises” (2012) donde también se aprecia la cristalina diferencia entre tener poder y tener dinero. Bane, el villano de la película, le hace entender al millonario Daggett quién está a cargo realmente:

Aquí traduzco las partes relevantes del diálogo:

Daggett: “Quédate aquí, yo estoy a cargo”.
Bane: “¿Te sientes a cargo?” (mientras le pone la mano detrás del cuello)
Daggett: (en voz baja) “Te pagué una pequeña fortuna”.
Bane: “¿Y esto te da poder sobre mi?”
Daggett: “¿Qué es esto?”
Bane: “Tu dinero y tu infraestructura han sido importantes…hasta ahora”
Daggett: “¿Qué eres?”
Bane: “Soy el Día del Juicio de Gotham. Estoy aquí para acabar con el tiempo prestado del que han estado viviendo”
Daggett: “Tu…¡tu eres la maldad pura!”
Bane: “Soy el mal necesario”

Del.icio.us Digg

Gasto público récord y pobreza sigue preocupando

La creencia de que un mayor gasto público social conlleva directamente a una reducción de la pobreza, ha llevado a muchos gobiernos a abusar de las arcas públicas y a hacer uso del discurso populista propio del Estado benefactor para, entre otras cosas, mantenerse en el poder. Argentina no es la excepción.

El abrupto aumento del gasto público en Argentina no logró reducir sustancialmente el porcentaje de personas bajo los niveles de pobreza. Por el contrario, durante los últimos tres años y según los estudios llevados a cabo por el Observatorio Social de la UCA, los niveles de pobreza han mostrado leves aumentos. A esta situación se le suma además las cuestionadas cifras presentadas del INDEC, que, al no revelar la verdadera inflación argentina, muestran que la pobreza ha disminuido significativamente a lo largo de la década kirchnerista.

La política de aumento del gasto público, impulsada en una primera instancia por el gobierno de Néstor Kirchner y luego seguida por Cristina Fernández, se ha intensificado a partir del año 2005. El incremento de las erogaciones públicas tuvo como destino subsidios al sector energético, pago a empleados públicos, la incorporación de más de cuatro millones de personas sin aportes al sistema previsional y planes sociales.

De esta forma, el gasto público creció más de 651% entre el año 2005 y 2013. Como muestra el gráfico anterior, el exorbitante aumento del gasto no se condijo con una marcada reducción de los niveles de pobreza. Del 33% de pobres que se registraban en 2005 según cifras del INDEC y de la UCA, en 2013 la cifra cayó al 26%. Esto significa que con más de $870 mil millones únicamente pudieron salir de la pobreza poco más de 3 millones de personas en casi nueve años.

Por otro lado, las cifras del INDEC, manipuladas desde el año 2007, arrojan resultados muy alejados de la realidad. Para el organismo internacional la cantidad de personas que lograron salir de la pobreza entre el 2005 y 2013 fueron 12 millones, cuatro veces más que las mediciones de UCA. Claramente debería recordarse que estas cifras son elaboradas por el mismo organismo que en el año 2012 afirmó que una persona podía comer con $6 por día.

Los últimos dos años del período ofrecen un análisis con particularidades que merecen puntualizarse. En el 2011, los datos de la UCA mostraban que el 23% de la población era pobre. Dos años más tarde esa cifra ascendió al 26%. Para el mismo período, el gasto público creció $400 mil millones. Esto significa que el aumento del gasto no solo no fue suficiente para al menos mantener los niveles de pobreza, sino que la situación empeoró a tal medida que un millón de personas se sumaron a los millones de argentinos que no logran satisfacer necesidades básicas.

Las cifras anteriores dejan a entrever que el aumento del gasto público no implica reducciones en los niveles de la pobreza. Como se ha indicado en informes anteriores, el camino hacia la mejora de la calidad de vida de las personas va más allá de meros subsidios sociales, que, en gran medida, son utilizados políticamente. Es necesario hacer hincapié en las instituciones. Si hoy en día nos encontramos en una situación en donde las estadísticas oficiales han sido bastardeadas por el intervencionismo estatal, poco podrá hacerse a fin de reducir la pobreza.

Del.icio.us Digg

Una caricatura del Estado de Bienestar

Actualmente el gobierno de Ecuador está desesperado por obtener financiamiento para mantener su política de expansión fiscal y afrontar los próximos pagos de deuda externa. En un contexto de precios de petróleo para el crudo ecuatoriano cayendo a un promedio de menos de $45 dólares y un dólar apreciado en lo que va del 2015, el gobierno dejó de financiar el 40 por ciento de las pensiones de los jubilados afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Ante esto último algunos representantes del IESS propusieron que se incremente en un 20 por ciento el impuesto al rol de pagos para financiar el déficit actuarial generado de está manera que según el mismo Presidente Correa implica que el IESS quebraría en 20 años, mientras que para otros analistas en unos doce.

Lo inverosímil es que el mismo gobierno está imponiendo un plan masivo de viviendas valuadas en $70.000 dólares o menos para personas que todavía no poseen una. Este plan se financiaría tanto con dinero que le “sobra” al IESS como con los depósitos en los bancos del Ecuador. Si sabemos algo acerca de la última crisis financiera internacionales que golpeó a Estados Unidos y Europa Occidental es que está podría ser la semilla para afectar seriamente la salud financiera de los bancos. Toda está estrategia es, por supuesto, para ganar apoyo ante las elecciones del 2017.

El despilfarro fiscal durante estos ocho años ha tenido sus consecuencias. Este gobierno no pagó una porción de la deuda externa ecuatoriana en el 2008, y ahora está pidiendo dólares de donde vengan, otros gobiernos con China como su principal acreedor, multilaterales, el mercado de bonos internacional, bancos extranjeros, el IESS y hasta su propio banco central. Hace poco el gobierno colocó bonos por $750 millones a una tasa de interés del 10,5 por ciento con sólo cinco años de plazo, la tasa más alta y el plazo más corto otorgado comparado con otros países similares. El margen entre está tasa y un bono del Tesoro de Estados Unidos con cinco años de vencimiento es de 8,94 por ciento, el más alto en la historia financiera del Ecuador. Así de desesperados están. En la deuda que ellos no pagaron por calificarla de ‘ilegítima’ este margen rondaba el 6 por ciento.

Está versión latina de un Estado de Bienestar creada por la “Revolución Ciudadana”, financiada por el boom petrolero parece estar terminándose. Justo al mismo tiempo en que muchos ecuatoriano que emigraron a España después de la crisis de 1999 están regresando con o sin dinero luego de la crisis financiera que afectó a ese país. La irresponsabilidad fiscal es, nuevamente, la causa fundamental como sucedió en casos similares en Grecia. Lamentablemente, está vez puede haber otra víctima: el dólar americano.

Adicionalmente, el ataque al dólar en Ecuador viene del frente financiero. Desde el pasado septiembre (2014) el gobierno y la asamblea han aprobado varias leyes y regulaciones cuyo principal objetivo es utilizar los depósitos del sistema bancario como se lo mencionó antes. Entre estos cambios los más importantes son: la creación del monopolio de la billetera electrónica por el Banco Central, la creación de una Junta Monetaria y Bancaria que tomará decisiones importantes y supervisará que los bancos cumplan con sus dictámenes de hacia donde deben dirigir los depósitos de todos los ecuatorianos, y la centralización de reservas en el Banco Central tanto del dinero papel como electrónico. Este último tipo de dinero, además, puede estar respaldado incluso por pasivos del Estado. Todo esto para seguir en está continua campaña electoral y así mantenerse en el poder, destruyendo la economía y la democracia. ¿Hasta cuándo durará?

Del.icio.us Digg

¿Políticas de shock o gradualismo?

Varios países de Latinoamérica afrontan serios problemas económicos. Argentina, por ejemplo, no sólo tiene serios desequilibrios, sino que en pocos meses tendrá elecciones presidenciales asumiendo la próxima administración en diciembre de este año. La salida de gobiernos populistas suele venir acompañada de un serio deterioro económico y esto genera el debate de si las reformas de política económica deben hacerse rápidamente (shock) o de a poco a medida que van teniendo efecto (gradualismo).

En esta nota de Infobae repaso el debate entre shock vs gradualismo y comento sobre tres casos generalmente referenciados de políticas de shock: Chile (1975), Bolivia (1985), y Polonia (1989).

“Llevar adelante reformas de manera gradual o mediante shock es un debate que va ganando presencia entre los candidatos presidenciales. Si bien ninguno es explícito sobre este tema, algunos candidatos hablan de, por ejemplo, quitar el cepo y eliminar la inflación rápidamente, otros, de tomarse varios meses o toda una gestión presidencial para bajar la inflación a un dígito. En síntesis: “shock” versus “gradualismo”.

La oposición a las políticas de shock suele basarse en que las mismas imponen un costo innecesario a la sociedad. Bajar el gasto público de golpe, por ejemplo, puede generar desempleo y desaceleración de la actividad económica. Por el otro lado, el gradualismo suele quedar a medio camino y las reformas, al quedar incompletas, son inconsistentes y nuevos problemas económicos aparecen en el mediano plazo. El gradualismo, por lo tanto, busca minimizar los costos sociales y económicos durante la transición. La crítica a las reformas en shock, sin embargo, obvia que las mismas también pueden hacerse con un plan de transición que hace justamente del gradualismo una opción innecesaria. Y dado que, de intentar hacer reformas de manera gradual, se corre el riesgo de que las mismas queden inconclusas, un shock bien planeado sería preferible al gradualismo”.

Acá pueden leer el artículo completo publicado en Infobae.

Del.icio.us Digg

“La dictadura del corazón” en Ecuador

Esto parece sacado del libreto de otra película basada en la novela de George Orwell 1984 pero no, lamentablemente es la nueva propaganda de la Secretaría de Comunicación de la presidencia del Ecuador (SECOM). Aquí abajo les pongo el video de la misma y la espeluznante letra del jingle.

Este spot viene a ser la última de las múltiples propagandas en “neolengua” o “nuevahabla” que suele producir la poderosa SECOM. En un año en que el modelo estatista de la llamada “Revolución Ciudadana” hace agua (dependía de condiciones externas inusualmente positivas) y el gobierno se ha visto en la obligación de reducir el gasto público, a la SECOM le han aumentado su presupuesto de $39,8 millones a $42,9 millones.

Si esto es una dictadura, nos estuvieron engañando
Hasta hace poco yo creía, que un dictador era un tirano
Yo lo que veo en las calles, es un país que está cambiando

Si esto es una dictadura
Es porque les está dictando el corazón

Recuperamos la esperanza, que nos estaban robando
Recuperamos la auto estima, palmo a palmo trabajando
Redescubrimos la riqueza, del suelo que cultivamos

Si esto es una dictadura
Es porque les está dictando el corazón

Si esto fuera una dictadura, sería la dictadura del amor
La dictadura del Pueblo, Patria y Revolución
La dictadura del progreso y la educación

Si eso es una dictadura
Es porque les está dictando el corazón

Por todas partes se respira, aire revolucionario
Avanzamos somos Patria, somos el sueño de Alfaro
Recuperamos el orgullo, de sentirse ecuatoriano

Si esto es una dictadura
Un aplauso para el corazón que con amor está dictando

Del.icio.us Digg

Piketty contra la suba del salario mínimo

Hay una polémica en pleno desarrollo en EE.UU. por la exigencia de empleados, principalmente de Mc Donald’s, para más que duplicar el salario mínimo que cobran y llevarlo a 15 USD por hora. Devenido en un movimiento denominado #FightFor15, el 15 de abril convocó masivas manifestaciones en las principales ciudades de EE.UU.

Por nuestros lares, el gobierno anuncia con bombos y platillos cada vez que aumenta el Salario Mínimo Vital y Móvil. Es que, al menos en términos nominales, este subió desde mayo de 2003 un 2258%. Si se mide a dólar blue, la suba fue de un más modesto pero nada despreciable, 424% en estos 12 años.

Ahora, si bien esto debería ser motivo de festejo para referentes intelectuales del intervencionismo estatal, ya que supuestamente un mayor salario mínimo beneficia a los trabajadores en desmedro de los capitalistas, vale la pena leer las reflexiones del nuevo gurú del redistribucionismo, Thomas Piketty, acerca de este asunto.

En su nuevo libro, La economía de las desigualdades, busca la manera más óptima para redistribuir ingresos y, en ese marco, opina sobre la suba del salario mínimo, cuyas consecuencias juzga “nefastas para el trabajo”. En la página 56 de la obra afirma:

Si se busca redistribuir las ganancias del capital hacia el ingreso del trabajo al aumentar el salario que las empresas pagan por trabajador –y, por lo tanto, aumentar el precio del trabajo–, eso hará que las empresas y la economía en su conjunto utilicen menos trabajo y más capital y, luego, que el volumen de empleo baje y la parte del trabajo en el ingreso total aumente menos de lo que hubiera indicado la suba salarial inicial.

Como conclusión: a veces se dice que “hasta Hayek defendía un ingreso mínimo universal” (lo que no es cierto). Muy bien, ahora podremos decir también que “hasta Piketty reconoce los problemas de la política de aumento del salario mínimo”.

Del.icio.us Digg

Reelección presidencial

Cada vez que se escucha sobre la reelección presidencial en cualquier país, debemos tomar en cuenta y exigir que un nuevo mandato no puede quedar sujeto a la decisión del poder constituido, esto es, a la decisión de los legisladores y jueces que ocupan un cargo al momento de tener que decidir si el presidente en ejercicio debe ser reelegido por otro período.

Desde su origen en Atenas, la democracia se ha caracterizado por su dinámica política y electoral. Y es por esa naturaleza político electoral que muchas veces la democracia ha caído presa del ansia de poder ilimitado por parte de los gobiernos. Si, por una parte, la democracia es capaz de promover al Estado de Derecho; por otro parte, también se ha degenerado para convertirse en una seudo democracia en la que los derechos de libertad y propiedad son continuamente atacados por la corrupción y el populismo.

Esa degeneración institucional puede darse aquí en Paraguay en caso que prospere, al menos eso es lo que parece estar tramándose, la reelección presidencial mediante la enmienda constitucional o el procedimiento del referéndum. Si así ocurriere, el hoy primer mandatario terminará lamentablemente por convertirse en el primer mandante, el que se sirve de los que en su momento le votaron.

La reelección del presidente de la República por el cual se le extiende el mandato a una persona por otro período, sea consecutivo o alternado, requiere de reconocer la notable pero no siempre comprendida diferencia entre el poder constituido y el poder constituyente. Tal como dice su nombre, el poder constituido está conformado por aquellos que tienen en el presente un mandato electivo, administrativo o judicial.

Los miembros del poder constituido no deben, si hablamos de una genuina República, aprobar leyes o dictar sentencias a favor del presidente de tuno que busca su reelección. Si lo hacen estarían incurriendo en mal ejercicio de sus funciones, puesto que cuando fueron electos juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución vigente. Siendo la ley fundamental el contrato político por excelencia, mal estarían procediendo al cambiar  las reglas de juego institucionales que hacen a la República.

Además, se estaría promoviendo en el país una práctica detestable y altamente dañina contra la estabilidad política, puesto que poco favor se hace a la transparencia en el uso de los recursos públicos, si el propio Ejecutivo como administrador del Estado, se encuentra en la situación de promover su propia candidatura, aunque esta se haga por los medios electorales democráticos.

De ahí que todo lo atinente a la reelección requiera de la inexcusable presencia del poder constituyente. Este poder es el que se compone por personas que no forman parte del poder constituido, no tienen cargo alguno al momento de decidir sobre si el presidente será o no reelegido. La conformación del poder constituyente para modificar tan importante relación poder-ciudadanía y que forma parte de la tradición republicana de equilibrio y sabiduría institucional es necesaria para impedir que el poder se extienda como el Leviatán de Hobbes, como aquel monstruo que se asemeja a un Estado que extiende sus tentáculos cada vez más largos, llámese privilegios e influencias indebidas, sobre los individuos que conforman la sociedad civil.

En un momento político y económico sumamente delicado, el Paraguay y los países de la región deben mostrarse firmes en respetar las reglas de juego de las instituciones republicanas, condición básica para atraer inversiones, aumentar la paz pública y crear mejores oportunidades de empleos.

Si se habla de reelección, por ende, solo cabe hablar de una reforma constitucional mediante la conformación del poder constituyente.

Del.icio.us Digg

Ecuador: “La Ley del perro del hortelano”

El pasado 20 de abril entraron en vigencia en Ecuador las reformas al Código Laboral y a la Ley de Seguridad Social propuestas por el presidente Rafael Correa. Seis reformas son las más relevantes: (1) la eliminación del contrato a plazo fijo, (2) el límite en la participación de utilidades de los trabajadores, (3) el límite a las brechas salariales para empresas según su sector, (4) el despido ineficaz para mujeres embarazadas y líderes sindicales, (5) la incorporación de los trabajadores no remunerados del hogar al Seguro Social Obligatorio, y (6) la eliminación del 40% de aporte estatal específico a las pensiones jubilares.

Para el oficialismo, esta reforma es su más importante conquista laboral y social en ocho años de Gobierno. De acuerdo a su visión, con los cambios realizados se promoverá el empleo y la justicia social en el país.

Sin embargo, en realidad las reformas contribuyen a la rigidez del mercado laboral y perjudica no solo a empresarios sino a trabajadores. Pero antes de analizarlo consideremos algunas cifras relevantes sobre empleo en el Ecuador.

De acuerdo a las más recientes estadísticas, en el primer trimestre de 2015 el desempleo en el país fue de 3,8%. A esto se suma el 52,1% correspondiente al empleo inadecuado, que en términos sencillos son los que no cuentan con un trabajo fijo, a tiempo completo, o con un sueldo de al menos el salario mínimo. Juntos suman más de 4,1 millones de ecuatorianos sin empleo adecuado (56%). Estas cifras son compatibles con el 59% que trabajan en la informalidad. Pero yendo más a fondo ¿cuál es el perfil del desempleado en Ecuador? De la información proporcionada por el INEC se puede determinar que un desempleado “tipo” tiene entre 18 y 29 años, afecta un poco más a las mujeres que a los hombres, el 36% tiene título de bachiller y el 25% universitario, tiene un ingreso promedio mensual de $60, y no ha trabajado por casi 5 meses. Es decir, que los principales afectados son los jóvenes colegiales o universitarios preparados en busca de su primera oportunidad laboral.

Ahora bien, ¿qué provoca la eliminación del contrato a plazo fijo? Con la eliminación del contrato a plazo fijo, la oportunidad de los trabajadores de adaptarse a su trabajo se reduce de un año a tres meses. Antes, el empleador podía esperar hasta el primer año para tomar una decisión sobre la continuidad de su empleado dado que el costo de despedirlo al año era reducido. Con la reforma, el empleador deberá adelantar esa decisión a los 3 meses puesto que después de eso la indemnización de quien lleva trabajando 3 meses será igual a la de uno que lleva 3 años. Es decir que se igualan las indemnizaciones por despido para todos los casos luego del período de prueba y hasta los 3 años de relación laboral. Esta situación perjudica tanto al trabajador como al empleador, no da trabajo, ni deja trabajar.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

El bluff detrás de la imagen internacional de José Mujica

El expresidente de Uruguay José “Pepe” Mujica, ha causado sensación alrededor del mundo. Las causas de tal admiración son varias, pero pueden ser sintetizadas en las siguientes:

El hecho de que viva en el medio rural en una vivienda relativamente humilde. Debido a tal circunstancia, los medios internacionales lo han bautizado “el presidente más pobre del mundo”. Pero, lo que más recalcan y llama la atención, es que según ha declarado reiteradamente, dona a obras sociales alrededor del 90% de su sueldo como presidente. Por ejemplo, el 25 de mayo de 2012 el El Mundo de España informó lo siguiente:

“Desde allí dona a fondos de ayuda social un 90% de su salario, establecido en unos 12.500 dólares americanos. Cada mes, ‘Pepe’ Mujica recibe 250.000 pesos por su tarea como Presidente del Uruguay y Comandante en Jefe, pero de allí sólo rescata para su manutención mensual unos 20.000 pesos. El resto se distribuye desde el Fondo Raúl Sendic, que administra su fuerza política, el Movimiento de Participación Popular, que ayuda a emprendimientos productivos hasta simples colaboraciones, y ONG que colaboran con viviendas. Dice a los cuatro vientos que “con ese dinero me alcanza, y me tiene que alcanzar porque hay otros uruguayos que viven con mucho menos“.

“Revisa la tierra, mientras declara su auto VW Fusca como único patrimonio, valorado en 1.945 dólares. De acuerdo a la última declaración jurada que presentó a la Junta de Transparencia y Ética Pública, Mujica sólo es dueño de este coche, mientras la chacra figura a nombre de la primera dama y senadora Topolansky, la cual también dona parte de su salario”.

Por otra parte, Mujica se vanagloria de actuar como mediador en diferentes conflictos de larga data, como por ejemplo el de Estados Unidos con Cuba, y el de las Farc en Colombia.

En línea con ese  autobombo, un diario uruguayo oficialista expresó que “El presidente José Mujica jugó un rol clave en el proceso que culminó con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba”. El propio Mujica declaró:

“Uruguay arrimó su humilde granito de arena” para que Estados Unidos y Cuba pusieran fin a 53 años de diferencias (…) Hemos tratado de ayudar a una política que apuntaba descongelarse y hemos sido fieles a un principio: siempre que se pueda ayudar en algún entuerto de tensión, la actitud diplomática de Uruguay es tratar de contribuir a disminuir las tensiones y si es posible, a eliminarlas”

Con respecto a las Farc, en “diálogo exclusivo con ElMundo.es, Mujica confirmó que en los próximos días viajará para establecer diálogo con el comando principal de la guerrilla colombiana, reconociendo que es un momento ‘delicado’ el que se vive en las negociaciones”.

“Yo estoy camino al hoyo y uno tiene que tener conciencia, para mí lo más importante es respaldar y dar una mano. Si puedo ayudar en algo, voy a ayudar a cualquiera. Ahora tengo que ir por un pedido del presidente de Colombia a discutir algo con la dirección de las FARC. Desde el punto de vista personal yo no voy nada, pero contribuir a la paz de Colombia ayuda. Entonces el deber es ser abierto, desinteresado y apoyar todo lo que se pueda positivamente’, dijo el actual senador del Movimiento de Participación Popular (MPP)”.

Todas estas declaraciones “desinteresadas”, hay que tomarlas en el contexto de Mujica postulado para el Premio Nobel de la Paz. Por lo cual cualquier persona versada en técnicas de marketing, no puede menos que darse cuenta de cuál es el posicionamiento buscado. Su estrategia hasta ahora ha sido muy exitosa.

Sin embargo, la realidad se está encargando de demostrar que hay un gran bluff detrás de la imagen proyectada por Mujica en los temas indicados.

Con respecto al primer punto mencionado, recientemente la Junta de Transparencia y Ética Pública divulgó en su sitio web las declaraciones patrimoniales del expresidente. De ellas se desprende que entre 2012 y 2015 –o sea en tres años– el capital de Mujica creció 92,2%. La evolución de sus bienes durante los cinco años que duró su mandato no se puede calcular, pues en su primera declaración jurada de 2010 no estableció patrimonio neto. En el 2010 no declaró los inmuebles (U$S 188.025) que poseía ni tampoco la maquinaria agrícola (U$S 21.237), cosa que recién hizo a partir de 2012, año en el cual también declaró dos autos por valor de U$S 5.512.

Además, en la última declaración informó que durante su presidencia, sus donaciones fueron exclusivamente al Plan Juntos y al Frente Amplio. Esto último es práctica usual entre los políticos uruguayos que acceden a cargos de gobierno; es norma general cuyo objetivo es fortalecer las finanzas del partido y de ese modo ganar elecciones y afianzarse en el poder.

Con respecto a haber facilitado el fin de las hostilidades entre Estados Unidos y Cuba, una reciente investigación llevada a cabo por los reporteros Warren Strobel, Matt Spetalnick y David Adams de la agencia Reuters, demuestra que esa afirmación no se corresponde con la realidad. Según los periodistas mencionados, el proceso comenzó a gestarse en 2008, a raíz de un discurso que pronunció Barack Obama ante la Fundación Nacional Cubano Americana (anticastrista) en Miami. En el transcurso de 2013, la Casa Blanca “tras saber que La Habana sería receptiva”, propuso realizar “reuniones discretas”. Las mismas comenzaron en Canadá en junio de dicho año, sin la intervención y ni el conocimiento de los respectivos departamentos de Relaciones Exteriores.

Las conversaciones secretas tuvieron sus altibajos pero adquirieron solidez a partir de abril de 2014. En momentos en que estaba bien avanzado el entendimiento, el senador demócrata Patrick Leahy propuso dar intervención “al Papa y al Vaticano como intermediarios”. El acuerdo final se alcanzó en octubre de 2014, luego de diversas reuniones en las que participaron equipos estadounidenses, cubanos y funcionarios del Vaticano.

Es de destacar que el informe de Reuters no atribuye rol alguno a Mujica en dicho proceso.

Finalmente, con respecto al supuesto papel de mediador en el proceso de paz colombiano, en estos días el presidente colombiano Juan Manuel Santos desmintió esa información. En su cuenta twitter, desinfla por completo el papel que Mujica se atribuye en la entrevista concedida a El Mundo que citamos más arriba. En su tuit expresa que agradece cualquier gesto que contribuya a alcanzar la paz en Colombia, pero que el ex mandatario uruguayo es tan solo uno de los tantos que se moviliza en ese sentido. En forma contundente negó que lo haya nombrado “mediador”.

Por todo lo expuesto, es posible apreciar que hay mucho bluff detrás de la marketinera imagen internacional de Mujica. Y si hay algo de lo que carece, es de genuina humildad.

Este artículo fue publicado originalmente en el Panampost el 5 de mayo de 2015.

Del.icio.us Digg