Santos, AFP y Chile

NOTA DE JOSE PIÑERA. Juan Manuel Santos, casi con seguridad el próximo Presidente de Colombia, aportó este texto a mi revista “Economía y Sociedad” una vez finalizado en 1993, con la Ley 100, el proceso de creación del sistema de AFP en Colombia, en el cual colaboramos estrechamente como él mismo lo testimonia aquí. Les puede interesar, pues demuestra hasta que grado Santos comprende y comparte el marco conceptual detrás de la Revolución Liberal chilena iniciada en 1975, la cual no sólo ha sido la transformación más importante en la historia de Chile sino que además constituye el modelo que puede salvar a todo el continente de la pobreza y el subdesarrollo. Si como Presidente, Santos es capaz de realizar las reformas estructurales que todavía hacen falta para acelerar el crecimiento, el país nombrado en honor de Cristóforo Colombo puede convertirse en el próximo “milagro económico” del mundo emergente. Sería otro gran triunfo para Colombia, para Chile, para América Latina, y para la libertad.

Postdata. Comparen el significado de este esperanzador texto del futuro presidente Santos con el mensaje que envía esta ceremonia del Bicentenario argentino, en la cual aparecen los presidentes latinoamericanos que son ‘fans’ de los impresentables Kirchner homenajeando a dos de los más grandes destructores de América Latina, Perón y Allende: www.josepinera.com/kirchnerallende.htm.

Cómo se creó el sistema de AFP en Colombia

Por Juan Manuel Santos, Ex Ministro de Defensa del Presidente Alvaro Uribe y Ex Ministro de Industria y Comercio del Presidente César Gaviria.

En plena campaña electoral en el Perú para suceder a Alan García tuvo lugar en Lima, en marzo de 1990, un gran foro liberal organizado por el movimiento Libertad, liderado por el entonces candidato presidencial Mario Vargas Llosa.

Allí tuve mi primer contacto con José Piñera. Me impresionó su recuento sobre la reforma previsional en Chile. Me gustó la lógica de sus planteamientos para enfrentar el problema de la deuda pensional, el cual apenas se empezaba a discutir en Colombia, y eso casi exclusivamente en los medios académicos. Pero sobre todo me llamó la atención la contundencia de los resultados de la reforma chilena que presentó José Piñera.

Los fondos de pensiones eran ya el principal factor de recuperación del ahorro en ese país y le estaban imprimiendo dinamismo a su mercado de capitales.

Pero fue un tiempo después cuando estuve en Chile que tuve la oportunidad de ver por mí mismo el impacto de esta reforma. Los taxistas en Santiago me enseñaban su libreta de AFP y me mostraban orgullosamente el saldo que allí tenían ahorrado para su pensión de retiro. Era algo suyo y por lo tanto, estaban pendientes del manejo del fondo y de la rentabilidad que obtenía. Pensé en ese momento que si le preguntara a un taxista en Colombia sobre su pensión me llenaría de quejas sobre las filas y las demoras y sobre lo costoso de la cotización. Eso si tenía la suerte de encontrar un taxista que tuviera la posibilidad de acceder a una pensión.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Europa: O Bismarck o el Euro, pero no los dos

El Tratado de Masstricht requiere que los países de la Eurozona no tengan una deuda pública superior al 60% del PIB. Pese a ello, casi todos ellos tendrán a fines del 2010 una deuda que excede ese límite. Pero la situación es inmensamente peor porque los estados europeos también tienen obligaciones gigantescas, en gran parte escondidas, provenientes de sus sistemas de pensiones y de salud. De acuerdo a un estudio (en inglés) de mi colega Jagadeesh Gokhale, la verdadera deuda de los 25 países europeos es en promedio de 434% del PIB. Y los tratados que conducen la integración europea no dicen una palabra acerca de esto.

Así, por ejemplo, la verdadera deuda de Grecia es de 875% del PIB y sus problemas actuales son solamente el primer acto de la próxima bancarrota fiscal en Europa. En mi ensayo (2004) “Will the Pension Time Bomb Sink the Euro?”, concluí que Europa terminaría enfrentándose a una disyuntiva crítica: o dejar el Euro o abandonar el esquema del Estado de Bienestar bismarckiano. Resulta que el ADN del sistema de reparto permite la manipulación política y la consecuente inflación de los “derechos” de pensiones y salud. Esto, agravado por una tasa de fertilidad en declive y una creciente expectativa de vida, derivará en cada vez mayores déficits fiscales, una deuda impagable, la insolvencia estatal, defaults, guerras generacionales, y el probable fracaso del proyecto de la Eurozona.

En el llamdo Estado de Bienestar todos utilizan al Estado para robarle al otro y los políticos de derecha e izquierda ganan elecciones prometiendo mayores y arbitrarios subsidios y gastos sociales. La crisis europea quizá sirva para revelar la verdadera naturaleza y los enormes defectos del Estado de Bienestar. Tarde o temprano, Europa tendrá que desmantelarlo y moverse hacia un paradigma de responsabilidad personal, esto es, un sistema con cuentas personales para las pensiones, la salud y los beneficios de desempleo.

Del.icio.us Digg

Honduras: Cuerpos sólidos, líquidos y gaseosos

En mi colegio del Verbo Divino, la clase del ramo de Física sobre cuerpos sólidos, líquidos y gaseosos me marcó de manera indeleble. Desde entonces utilizo esa tipología como herramienta para una primera apreciación de los actores en cualquier situación interesante. Ella me ha sido utilísima, pues, entre otras aplicaciones, me permite anticipar con quienes, para bien o para mal, hay que tratar con mucho cuidado (los sólidos) y con quienes no hay que desperdiciar mucho tiempo pues, al final del día, sus débiles/ilógicas posiciones se evaporarán (los gaseosos). Durante mi servicio-país en el Gobierno Libertador, actualizaba esa tipología casi a diario. Por cierto, la explicitaré en mis futuras “Memorias Jóvenes” y adelanto que habrá grandes sorpresas.

Comparto la tipología que me fui formando en los últimos cinco meses acerca de algunos de los actores principales y secundarios en la controversia de Honduras 2009:

  • CUERPOS SÓLIDOS: la Corte Suprema de Honduras, el Congreso, el Presidente Micheletti, el senador norteamericano Jim De Mint (que le forzó la mano a Obama/Clinton) y la columnista del Wall Street Journal Mary O’Grady (que se atrevió desde el primer día a denunciar el intento anti-constitucional de Zelaya).
  • CUERPOS LÍQUIDOS: los Presidentes Obama, Arias y Uribe (”si bien es cierto, no es menos cierto que podría ser cierto”).
  • CUERPOS GASEOSOS: Mel Zelaya, Insulza, Chávez, los dos Castro, los dos Kirchner, Ortega, Correa, Morales y Bachelet (aunque irrelevantes en esta confrontación, compruebo que los cuatro candidatos presidenciales y todos los senadores/diputados chilenos adoptaron la postura “políticamente correcta” de apoyar a Mel Zelaya).

Los infortunados chilenos que dependen para su información sólo de La Tercera y El Mercurio estaban convencidos hasta ayer de la “santidad” de Zelaya –festejado en la prensa, La Moneda y el Senado chileno como si hubiera llegado Winston Churchill con un sombrero blanco (que el León británico también usaba… pero sólo cuando pintaba en Chartwell)– y de la “maldad” de Micheletti y Cía. Hoy deben estar atónitos.

Resulta que ya han reconocido los resultados de las elecciones convocadas por el Presidente Micheletti, entre otros, los siguientes países: EE.UU, Francia, Alemania, Italia, Suiza, México, y Perú. Al otro lado, Venezuela, Cuba y, hasta ahora, Chile/Bachelet. Como afirmó ayer la columna de Mary O’Grady en el diario más influyente del mundo, Chile ha quedado entre los perdedores (lo cual no ayuda precisamente a la “imagen-país” en la que gastan millones de dólares de los esforzados contribuyentes).

Comparto con ustedes:

  1. La columna de ayer en el Wall Street Journal, en la que sostiene que Honduras es una “gran derrota” de Chávez y que “entre los perdedores” también están Brasil, Argentina, Chile y España.
  2. La columna de Carlos Alberto Montaner, intelectual cubano en el exilio, que explica “Por qué EE.UU. le quitó su apoyo a Zelaya”.

Del.icio.us Digg

Frente a un ataque a judíos

Después de una mañana de deportes y Misa, ayer ingresé a leer El Mercurio en línea. Aunque casi nunca leo los blogs (demasiados ataques y mucha mugre), esta vez lo hice pues me impresionó la indignación que expresaba en su columna dominical (titulada “Canallas”) mi amigo Luis Larraín (a quien nombré Superintendente de Seguridad Social cuando él tenía 25 años…..y yo tenía 30 como Ministro del Trabajo y Previsión Social).

Con estupor descubro que un Sr. Murillo, en el posteo No 10 (que copié de inmediato y respaldé electrónicamente todo el blog), ataca, mencionándolo expresamente con nombre y dos apellidos, a un Sr. José Fregoso Edelstein, que no conozco para nada, diciendo que un comentario anterior de éste se debería a la “mala raza” por ser judío.

De inmediato ingreso a Twitter y posteo un “tweet” exigiéndole al Mercurio en línea que borre el posteo No 10 por ser una injuria atroz, que hiere a gente que ha sufrido lo indecible, no sólo en el siglo 20 sino que por muchos siglos. Lo mismo habría hecho si se insultara a los palestinos, a los libaneses, a los croatas, o a cualquier grupo religioso/racial.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

CHILE Y PERÚ UNIDOS JAMÁS SERÁN VENCIDOS

Las “cumbres” de presidentes –como la que “sufrirán” los santiaguinos en estos días– son pretenciosas, congestionadoras, caras, contaminadoras, calentadoras del planeta… y completamente inútiles. Y en este caso habrá que soportar además la verborrea del comandante Chávez, sin que ningún presidente tenga el coraje de enfrentarlo y denunciarlo como un dictador, un populista y un coimeador de países pobres.

En contraste, tres buenas noticias sobre Perú. Primero, esta mañana la Casa de Representantes de EE.UU. aprobó por 285 votos contra 132 el TLC entre ambos países. Lo celebré con mi buen amigo Felipe Ortiz de Zevallos, el Embajador de lujo que tiene Perú en Washington y artífice de este triunfo. Ahora sólo falta la aprobación del Senado (Obama a favor, Edwards en contra, y Madame Hillary todavía está “calculando” si le conviene votar a favor o en contra). (seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Venezuela: Que hacer (4)

Recién recibo este mensaje desde Caracas, desde donde debe provenir (y no del State Department, la OEA o la ONU): “Tengo en mis manos tu libro Una Casa Dividida y estamos extrayendo el Acuerdo de la Cámara de Diputados. Ya estamos trabajando en ello con unos abogados amigos. En Venezuela todos los diputados son del régimen. Será entonces un Acuerdo Nacional”. Mi respuesta: Que bien. Es clave la calidad del texto, que debe ser moderado en su forma e irrefutable en su fondo. Piensen en Thomas Jefferson en 1776, explicando en “La Declaración de Independencia” las razones de la rebelión contra Inglaterra tanto a sus “fellow Americans” como a un “candid world”. Y que sea un Acuerdo Nacional. Hecho ese texto y firmado por millones de venezolanos, habrá que comenzar la parte de verdad difícil: el programa coherente (y hecho con total independencia de intereses creados de todo tipo) para realizar una verdadera revolución por la libertad –que no solo desmantele en la parte económica el socialismo, el mercantilismo, los privilegios, la corrupción y tantas injusticias que han hecho posible a Chávez– sino que también proponga crear las “instituciones para la libertad” sin las cuales, como lo ha sostenido Fareed Zakaria, las nuestras han sido sólo “democracias iliberales”, frágiles ante el asalto de cualquier caudillo e incapaces de vencer el subdesarrollo y la pobreza que agobia a nuestros pueblos por ya insoportables 200 años. (Y ahora vuelo a Sudáfrica, invitado a compartir la experiencia chilena de reforma a las pensiones en el país de Nelson Mandela, abriendo así una cabeza de playa en ese gigantesco y también sufrido continente).

Del.icio.us Digg

Venezuela: Que hacer (3)

Me escribe un joven lector de LibreMente (a jose@chile.com) perplejo ante mi afirmación de que todos los diputados del PDC chileno votaron a favor del Acuerdo que, de hecho, acusaba de tirano a Allende y pedía a las Fuerzas Armadas su remoción (”poner inmediato término a esta situación…..de violación sistemática a la Constitución y las leyes”). No sólo eso. Además el entonces Presidente del PDC, el senador Patricio Aylwin, futuro Presidente de Chile, afirmó en una entrevista a TVE que Allende dirigía el país hacia “una tiranía comunista o una guerra civil” y respaldó, de manera inusitadamente clara en un dirigente político, la acción liberadora de las Fuerzas Armadas que había ocurrido sólo días antes. Descubrí hace poco este video asombroso, fue levantado a YouTube, lo han visto ya 42.889 personas, y aquí está para que todos puedan conocer esta “verdad muy inconveniente” en estos tiempos en que escasea el coraje moral y prima lo políticamente correcto.

Del.icio.us Digg

Venezuela: Que hacer (2)

Me alegra muchísimo que mi buen amigo Martín Krause concuerde conmigo en lo esencial en este complejo y delicado tema, y además expanda las fronteras del diálogo con tres preguntas/reflexiones. Insisto en que el primer paso, a mi juicio crucial, debe ser la fundamentación rigurosa de que Hugo Chávez efectivamente se ha convertido en un tirano. Sugiero que un venezolano contribuya en este blog con el primer borrador del equivalente para la Venezuela de hoy del histórico “Acuerdo de la Cámara de Diputados de Chile” del 22 de Agosto de 1973 (aquí está ese texto, creo que lectura obligada para todo interesado seriamente en esta cuestión).

Postula MK que la “legitimidad” de la remoción del posible tirano Chávez se fortalecería si se cumplieran ciertos pasos, los cuales comento brevemente (JP): (seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Venezuela: Que hacer

Que buena noticia el nacimiento de LIBREMENTE, y por ello aporto una breve nota desde un aeropuerto de este maravilloso mundo. Que mala noticia el drama de Venezuela, y por ello centro allí esta primera reflexión. Es presumible que todos y cada uno de mis estimados colegas en este blog, así como la inmensa mayoría de sus lectores, compartirán una altamente negativa apreciación del “democráticamente electo” Presidente Chávez (utilizo deliberadamente el término que ha precedido, desde hace 24 años, casi todas las menciones sobre el Presidente Allende de Chile que ha hecho, entre otras publicaciones, el New York Times). Si se presume que Hugo Chávez intenta convertir a Venezuela en una dictadura unipersonal (bolivariana, socialista, cleptómana, comunista, o el apellido que sea), considero que sería iluminador iniciar aquí un debate riguroso, entre personas que aman tanto la libertad como la democracia, acerca de: a) cuando un Presidente democráticamente elegido se transforma, en el ejercicio de su cargo, en un tirano, debido a sus violaciones sistemáticas a la Constitución y a las leyes (casos, entre otros, de Hitler y Allende, obviamente con sustanciales diferencias en otros aspectos), y b) qué deben hacer los ciudadanos del país (nunca el gobierno de otro país) cuando no existen o no son viables, métodos estrictamente legales para remover a ese tirano del poder debido a las deficiencias de nuestras instituciones (ya sea por la ausencia de un proceso razonable de “impeachment” o por la habilidad del presunto tirano para impedir su ejercicio). Aclaro que he escrito un libro sobre este tema (”Una Casa Dividida. Cómo la violencia política destruyó la democracia en Chile“). Dedicado casi por entero a mi cruzada mundial por la revolución de las pensiones (www.pensionreform.org), no he tenido el tiempo para visitar Venezuela desde hace una década y aquilatar con rigor en que etapa se encuentra ese país en este “camino de servidumbre”. Insisto que no estoy seguro si Chávez ha cruzado el “umbral de la tiranía”, aunque sí creo que camina aceleradamente en esa dirección. Para enmarcar el debate, permítanme citar a Thomas Jefferson en la “Declaración de Independencia de los Estados Unidos“: “Cuando una larga sucesión de abusos y usurpaciones, todos ellos encaminados de manera invariable hacia el mismo objetivo, revelan la intención de someter al pueblo al absoluto despotismo, es su derecho, es su deber, derrocar a tal gobierno y nombrar nuevos guardianes de su futura seguridad”. Lamentablemente, la gran incógnita que la vida no puede resolver (pues no podemos conocer el futuro) es qué harán después esos eventuales, y por supuesto transitorios, “nuevos guardianes” (o los posibles equipos civiles dispuestos a abandonar la apacible academia, la lucrativa actividad comercial o el cómodo balcón periodístico para cumplir una misión noble y llena de riesgos al interior de un gobierno por definición imperfecto), y específicamente si ellos estarán dispuestos y serán capaces de usar el poder político transitorio, originado en un acto de rebeldía contra una tiranía, para construir una verdadera democracia al servicio de la libertad. Ese es otro tema fundamental sobre el cual, por cierto, tengo una experiencia personal, quizá para otro posteo. Concluyo esperanzado de que si pudiéramos, a través de un debate racional marcado por la amistad cívica, acercar o incluso concordar posturas sobre las dos interrogantes planteadas, las que considero “el nudo gordiano” en esta materia y que los tratados liberales omiten pues hay que ingresar al difícil pero inevitable mundo del “second best” y el juicio prudencial, creo le haríamos un favor a los sufridos ciudadanos de Venezuela, a los de otros países de nuestro continente que quizá intenten caminar en la misma dirección si Chávez prevalece (¿Bolivia?), y, sobre todo, a la creación de un mundo libre y mejor para todos.

Del.icio.us Digg