La libertad de disentir

¡Qué fuerza más poderosa es la del disenso! Despierta argumentos, abre mentalidades o refuerza las opiniones propias y lo más importante: sirve en innumerables casos para mantenerle cortas las riendas del poder a los gobernantes de turno.

La libertad para disentir y contra-argumentar, tan saludable para las democracias y tan habitual para muchas sociedades, es en Cuba un pájaro tan exótico y tan extinto como el legendario dodo. Por décadas, quienes para llegar al poder usaron un formato tan poderoso del disenso como es la revolución, ahora lo coartan y lo impiden a toda costa, pues le temen por su capacidad para erosionar la concentración de poder.

En Cuba se ha intentado impedir las voces opositoras (no necesariamente orquestadas o armoniosas entre sí) a base de mantener un dominio monopólico de la información. Navegar la web en Cuba ha implicado acostumbrarse al odioso mensaje de “Lo sentimos, está página no está disponible en su país”. De lo anterior son también cómplices gobiernos internacionales y páginas extranjeras, que por la etiqueta de lo políticamente correcto aceptan estas condiciones de censura sin pensar en las implicaciones de dejar sedientos a miles que se encuentran deshidratados de información. Pero la necesidad, madre de toda inventiva, ha llevado a que los cubanos se ingenien para que sus mensajes pasen todo filtro informativo y es así como tirando botellas con mensajes al mar cibernético, han logrado levantar conciencia en el extranjero sobre la censura digital. Es por el optimismo y la esperanza de que alguien haría eco de estos mensajes, que diferentes voces cubanas como la de Orlando Luis Pardo o Yoani Sánchez han encontrado micrófonos abiertos y una audiencia global dispuesta a escucharlos, independientemente de si se concuerda o no con ellos.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

El récord de Chavez

Hugo Chávez está muerto. Deja un país arruinado por políticas populistas a las que él se refería como “Socialismo del Siglo XXI”. Venezuela, durante los 14 años de liderazgo de Chávez, se benefició de alrededor de $1 billón en ingresos debido a la bonanza petrolera pero tiene poco que mostrar como resultado. En cambio, el país ha seguido en gran medida el camino descrito por Rudi Dornbusch y Sebastian Edwards en su clásico de 1991, La macroeconomía del populismo en América Latina.

Una y otra vez, en distintos países, los políticos han adoptado programas económicos que dependen altamente de políticas fiscales y crediticias expansivas y de una moneda sobrevaluada para acelerar el crecimiento y redistribuir el ingreso. Al implementar estas políticas, usualmente no ha habido preocupación por los límites fiscales y de tipo de cambio. Luego de un periodo breve de crecimiento económico y recuperación, los cuellos de botella se desarrollan provocando presiones macroeconómicas insostenibles que, al final, resultan en un colapso de los salarios reales y severas dificultades en la balanza de pagos. El resultado final de estos experimentos generalmente ha sido una inflación galopante, crisis, y el colapso del sistema económico.

La economía venezolana, mantenida a flote durante la larga bonanza de productos primarios, todavía no ha colapsado. Pero se encamina hacia una crisis. Una devaluación de más de 30% este año ha llevado al tipo de cambio oficial a 6,3 bolívares por dólar. El tipo de cambio en el mercado negro —alrededor de 26 bolívares por dólar— muestra qué tan lejos le falta caer. La inflación en 2012 llegó a 20%. El gasto descontrolado, las expropiaciones, los controles de precios, la expansión monetaria, los controles de capitales y otras políticas mal concebidas también han derivado en la escasez de productos básicos, recurrentes cortes de luz, racionamiento de agua, dependencia creciente de las importaciones y de las exportaciones de petróleo, y una creciente deuda pública y déficit fiscal.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

“Rompiendo el tabú”

Les recomiendo el documental “Rompiendo el tabú”, sobre el fracaso de la guerra contra las drogas y la necesidad de considerar políticas alternativas para abordar el consumo, la producción y distribución de drogas. Una parte considerable del documental se enfoca en cómo países latinoamericanos –particularmente Colombia, Brasil y México– están llevando la carga pesada de esta guerra. El conocido actor mexicano Gael García Bernal, quien narra la versión en español de este documental, dice: “Desde que el ex presidente Calderón le declaró la guerra a las drogas en 2006, se han producido más de 47.000 homicidios vinculados a las drogas en México. . . El gobierno está empezando a perder el control de regiones enteras”.

Otra porción del documental trata de cómo la guerra contra las drogas está perjudicando a los mismos ciudadanos estadounidenses que la política de la prohibición pretendía beneficiar. Al final del documental se presentan políticas alternativas para abordar el asunto de las drogas, políticas que han demostrado ser más efectivas para reducir el daño colateral del consumo abusivo de drogas y que no tienen el efecto secundario de generar la violencia que están sufriendo varios países latinoamericanos gracias a la prohibición. Vale la pena verlo.

Del.icio.us Digg

Sugerencias de cambio para el Partido Republicano

Con la esperanza de que en algún lugar allá afuera exista un republicano que lea el blog de Cato, aquí están algunas de mis reflexiones acerca de las elecciones de ayer:

  1. El conservadurismo social al estilo de los señores Murdock y Akin no tiene cabida en un partido político moderno. La oposición al aborto no justifica comentarios trastornados acerca de la “violación legítima” y de embarazos por violación “deseados por Dios”. Lo mismo se aplica a la oposición a la igualdad ante la ley para los homosexuales. Los referéndums en Maine y Maryland son señales de lo que está por venir. El electorado cada vez se vuelve más tolerante de la homosexualidad y crecientes números de electores sienten que prohibir que los homosexuales se casen es una discriminación —así de sencillo.
  2. Es tonto atacar a los latinos durante las primarias y luego sorprenderse cuando ellos respaldan en números masivos a su adversario. La demografía es el destino y el voto latino se volverá cada vez más importante en las próximas elecciones. El Partido Republicano debería adelantarse y proponer una reforma migratoria integral que incluya un camino hacia la legalización para los electores indocumentados antes de que lo haga Obama.
  3. Los estadounidenses están cansados de una política exterior patriotera y mientras que muchos electores están espantados por los ataques en Paquistán con aviones no tripulados por parte de la administración de Obama, pocos están listos para otra guerra a gran escala en el Oriente Medio, o en otra parte del mundo.
  4. Los principios importan. Durante su carrera política, Mitt Romney estuvo en ambos lados de cada asunto, haciendo campaña como un republicano centrista y moderado para el senado en Massachusetts y como un conservador ortodoxo durante las primarias del Partido Republicano. En realidad, nadie podía estar muy seguro de lo que él creía o cuál era su posición.

Las derrotas pueden ser difíciles, pero si proveen una oportunidad para la renovación. Con G.W. Bush, el Partido Republicano se adhirió a un socialdemócrata fiscal y conservador social que le hizo un daño masivo a la reputación del partido. Con Mitt Romney, el Partido Republicano optó por un hombre que era todo para todos al mismo tiempo. Tal vez la próxima vez, el partido escoja a una persona que refleje las preferencias políticas de la gran mayoría de los estadounidenses: la probidad fiscal combinada con apertura social.

Del.icio.us Digg

Construyendo un área de libre comercio para la mayoría de las Américas

Ayer entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio entre EE.UU. y Panamá. EE.UU. cuenta ahora con acuerdos de libre comercio con Canadá y once países latinoamericanos que van desde México hasta Chile. Mi colega Bill Watson tiene una visión menos entusiasta del TLC con Panamá aquí.

La semana pasada, durante el tercer debate presidencial, Mitt Romney habló sobre cómo EE.UU. no ha aprovechado por completo las oportunidades comerciales con América Latina. Algunos expertos, como Ted Piccone del Brookings Institution, señalaron rápidamente que el llamado de Romney a expandir el comercio con América Latina no es muy realista considerando que Washington ya tiene tratados de libre comercio con todos los países latinoamericanos que desean un acuerdo comercial con EE.UU., mientras que aquellos que no tienen un TLC con EE.UU., como Brasil y Argentina, no están interesados en uno. Sin embargo, eso no significa que no haya espacio para promover una agenda comercial significativa en el hemisferio.

Como podemos ver en el cuadro de abajo, los países de las Américas con los que Washington tiene un TLC también tienen acuerdos similares entre ellos. Hay algunos eslabones que faltan por aquí y allá, pero en general, estos países ya han creado una versión fragmentada de un área de libre comercio de las Américas. Un problema con esto es lo que Jagdish Bhagwati ha denominado el “efecto del tazón de spaghetti”, ya que todos estos tratados de libre comercio cuentan con reglas de origen distintas, diferentes calendarios de eliminación de aranceles y distintas barreras no arancelarias, lo cual muchas veces más bien termina entorpeciendo el comercio internacional, no facilitándolo.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

El irresponsable accionar diplomático alrededor de Paraguay

Resulta inexplicable el accionar diplomático irresponsable de países como Chile, Colombia y Costa Rica alderedor de la crisis política que vive Paraguay tras la remoción de Fernando Lugo como presidente de dicho país. Santiago y Bogotá han retirado a sus embajadores de Asunción, mientras que Costa Rica calificó lo acontecido como un “golpe de Estado” e incluso ofreció asilo político a Lugo. ¿Tuvieron las cancillerías de estos países la delicadeza de leerse la constitución de Paraguay y de informarse un poco sobre la figura legal del juicio político que se usó contra Lugo antes de proceder de manera tan temeraria?

Antes de juzgar el contexto político de un país tenemos que entender un poco de su historia. Paraguay fue gobernado durante 35 años por el dictador Alfredo Stroessner hasta su caída en un golpe de Estado en 1989. Resulta natural que luego de una dictadura tan prolongada, la constitución democrática de Paraguay, que entró en vigencia en 1992, estableciera múltiples mecanismos para limitar el poder del Jefe de Estado. Uno de ellos es dándole un poder bastante amplio al Congreso para poder remover al presidente, estipulado en el artículo 225 de la constitución:

Artículo 225 – El Presidente de la República, el Vicepresidente, los ministros del Poder Ejecutivo, los ministros de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General del Estado, el Defensor del Pueblo, el Contralor General de la República, el Subcontralor y los integrantes del Tribunal Superior de Justicia Electoral, sólo podrán ser sometidos a juicio político por mal desempeño de sus funciones, por delitos cometidos en el ejercicio de sus cargos o por delitos comunes.

La acusación será formulada por la Cámara de Diputados, por mayoría de dos tercios. Corresponderá a la Cámara de Senadores, por mayoría absoluta de dos tercios, juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados y, en caso, declararlos culpables, al sólo efecto de separarlos de sus cargos. En los casos de supuesta comisión de delitos, se pasarán los antecedentes a la justicia ordinaria.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Unasur debe abstenerse de intervenir en Paraguay

Con un voto de 76 contra 1, la Cámara de Diputados de Paraguay aprobó esta mañana un juicio político contra el presidente Fernando Lugo por su papel en el enfrentamiento mortal que se dio la semana pasada entre la policía e invasores de tierras en Curuguaty. Es este momento el Senado se encuentra en sesión llevando a cabo el juicio político y se espera que Lugo testifique mañana para ejercer su defensa. No obstante, ya que la oposición controla el Senado, es muy probable que la mayoría requerida de dos tercios vote a favor de remover a Lugo de la presidencia.

Este proceso de destitución está contemplado en el artículo 225 de la constitución paraguaya, la cual dice que los funcionarios de alto rango del Estado como el presidente pueden ser sometidos a juicio político por “mal desempeño de sus funciones”. Como podemos ver, la constitución es muy ambigua al estipular las razones por las cuales un funcionario puede ser removido de su cargo, de tal forma que la decisión queda en manos de mayorías de dos tercios en ambas cámaras del Congreso.

Remover a Fernando Lugo de la presidencia podrá ser precipitado o un ejemplo de mala política en un país donde los políticos son expertos en tomar malas decisiones. No voy a entrar en esos detalles aquí. Sin embargo, se trata de medida perfectamente legal y constitucional.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

El peligroso Monsieur Hollande

El título lo tomo prestado de la portada de la semana pasada de The Economist, publicación que manifestó preocupación en uno de sus editoriales por las anunciadas políticas económicas de François Hollande, el hoy presidente electo de Francia. Con su triunfo del domingo, Hollande se convirtió en apenas el segundo presidente socialista de la Quinta República y su elección se ha visto enmarcada por el debate en el que se encuentra sumergida toda Europa sobre cómo salir de la aguda crisis económica que afecta dicho continente.

La narrativa de la prensa internacional ha sido, por supuesto, que la elección de Hollande significa un rechazo a las medidas de austeridad que, según muchos, están asfixiando a las economías europeas, incluyendo la francesa. Radio France Internacional incluso anuncia hoy las primeras medidas de Hollande “para luchar contra la austeridad”. Como siempre, este es uno de esos casos en que si una mentira se repite lo suficiente, la mayoría de la gente llega a creérsela. ¿Cómo se ve la terrible “austeridad” francesa? Pues así:

Gasto público en Francia
*En euros constantes del 2000.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Argentina, más allá del punto sin retorno

Cristina anuncia nacionalización YPFEl acontecimiento más importante de esta semana en América Latina es la decisión del gobierno argentino de tomar control de YPF, la petrolera más grande del país. El lunes, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la expropiación de la participación mayoritaria de YPF, que es propiedad de la compañía española Repsol. El gobierno español, con el apoyo de la Unión Europea, ha anunciado que tomará medidas de represalia contra Argentina, señalando que “todas las opciones están sobre la mesa”. La Economist Intelligence Unit tiene un muy buen análisis (en inglés) sobre el caso y las implicaciones para Argentina.

La gran pregunta tras la abrumadora reelección de Fernández en octubre pasado giraba en torno a si profundizaría el modelo económico que ella y su difunto esposo (y predecesor) implementaron desde su llegada al poder en 2003 —caracterizado por un alto gasto público, controles estrictos sobre las industrias y nacionalizaciones selectivas de empresas— o si cambiaría el rumbo, dadas las crecientes señales de agotamiento del modelo: una inflación alta, un déficit fiscal cada vez mayor, una creciente fuga de capitales, la caída de la inversión extranjera directa, el debilitamiento del peso, etc.

Cualquier duda ha sido despejada. Con la nacionalización de YPF, Argentina se une decididamente a Venezuela, Ecuador y Bolivia en el club de naciones latinoamericanas que defienden el más puro de los populismos económicos. Durante los próximos meses, podemos esperar más medidas proteccionistas, más controles sobre la economía, más nacionalizaciones y, una vez que al gobierno se le acabe el dinero tomado en los últimos tres años de los fondos de pensiones privados y de las reservas del Banco Central, no debería sorprendernos si toma control de los bancos.

Las cosas solo van a empeorar para Argentina.

Del.icio.us Digg

¿Por qué el presidente de El Salvador se manifestó en contra de la legalización de drogas?

El presidente Mauricio Funes de El Salvador se ha manifestado en contra de la propuesta de su homólogo guatemalteco para legalizar las drogas como mecanismo para luchar contra narcotráfico en la región. Funes, un político de centro izquierda que inicialmente favoreció la propuesta de Guatemala, manifestó su oposición poco después de la visita a San Salvador de la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano.

¿Por qué Funes retiró su apoyo original a discutir la legalización de drogas? ¿Ejerció Washington algún tipo de presión sobre el presidente salvadoreño? Es difícil de decir. En primer lugar, gracias al DR-CAFTA los países centroamericanos ya no enfrentan sanciones comerciales si llegaran a molestar a Washington. Al contar con un tratado de libre comercio con EE.UU., se eliminó la incertidumbre que enfrentaban los centroamericanos al depender de concesiones unilaterales por parte de Washington que constantemente necesitaban ser renovadas o que podían ser modificadas sin previo aviso.

Sin embargo, hay otro programa unilateral que podría explicar porqué el presidente Funes retiró su apoyo de la propuesta de Guatemala. Es el programa de Protección Temporal de Estatus (TPS por sus siglas en inglés), que otorga ciertos beneficios migratorios a ciudadanos de determinados países “que temporalmente se ven impedidos de regresar de forma segura, o bajo ciertas circunstancias, cuando el país es incapaz de manejar el regreso de sus ciudadanos adecuadamente”.

El Salvador fue designado como beneficiario de TPS en marzo del 2001, luego de que un par de terremotos causaran daños estimados en $1,600 millones —cerca del 12% del PIB salvadoreño. Los beneficios fueron extendidos años después cuando el huracán Stan arrasó al país en el 2005. Sin embargo, siete años luego, el TPS se ha convertido en un punto de negociación permanente conforme los presidentes salvadoreños piden repetidamente renovaciones a Washington. Aproximadamente 212.000 salvadoreños se benefician del TPS.

Coincidentemente, depende del Departamento de Seguridad Nacional el renovar el TPS. Así lo hizo para los ciudadanos salvadoreños el pasado 10 de enero, pero los beneficios prescribirán el 9 de septiembre de 2013 —a menos que sea renovado.

El TPS también beneficia a ciudadanos de Honduras y Nicaragua y estos prescribirán también el próximo año. No esperemos mucho entusiasmo de Tegucigalpa y Managua sobre la propuesta de Guatemala.

Del.icio.us Digg