“Entre el instinto y la razón”

Este es el texto del discurso que di en la presentación de mi libro hace un mes: 

Buenos días, gracias por acompañarnos hoy.

Quisiera empezar explicando el título del libro. Tuve cierta dificultad de llegar a este. Tenía que encontrar un título que represente a 99 artículos sobre temas tan variados como, por ejemplo: la política fiscal de Ecuador, películas como Toy Story y Dallas Buyers Club, los momentos difíciles que nos hace pasar la aduana —especialmente cada Navidad, la moralidad del socialismo y del capitalismo, la futilidad de la guerra contra las drogas, etc. Quería algo que refleje “el hilo conductor” entre lo que he escrito desde 2006.

Ese hilo conductor por supuesto que ha sido siempre la libertad del individuo. Yo me adhiero a una tradición de pensamiento conocida como el liberalismo clásico. Esta tradición sostiene que cada individuo, sin importar su nivel de ingreso o formación u otra particularidad, tiene el derecho de llevar a cabo su proyecto de vida y asimismo la correspondiente obligación de respetar el mismo derecho de los demás. Si cada individuo es soberano sobre su proyecto de vida, entonces no se justifica una amplia gama de intervenciones del Estado –en ámbitos tanto íntimos como cotidianos— que van más allá de proteger los derechos fundamentales de las personas. Lo que distingue a esta tradición de otras es su coherencia. Los liberales no solo defendemos la libertad para que los individuos realicen intercambios voluntarios en lo económico (por ejemplo, el libre comercio a través de las fronteras), sino también para que tengan la libertad de tomar todo tipo decisiones personales (como la libertad para elegir qué leer o qué sustancias consumir). El verdadero respeto a la dignidad de cada persona implica un Estado limitado.

Pero, ¿por qué este título? Cuando estaba con la fecha límite para enviarle a la editorial un título yo andaba con la idea de la tribu en la cabeza. Es una idea que descubrí hace algunos años en el filósofo Karl Popper, en su libro La sociedad abierta y sus enemigos. Allí él explica que el atractivo de todo tipo de colectivismo (nacionalismo, comunismo, fascismo, socialismo —y aquí podríamos incluir a los actuales populismos autoritarios de América Latina) es que se parece más a los tiempos de la tribu que las aparentemente caóticas sociedades modernas, donde casi todo lo que consumimos para vivir es producido por gente que no conocemos y donde casi todo lo que producimos será consumido por gente que tampoco conocemos. Nuestros instintos tribales no han evolucionado a la misma velocidad que lo ha hecho el mundo globalizado. Nuestros instintos nos llevan a favorecer de manera casi impulsiva la organización colectiva de la sociedad. Creemos que alguien debe estar a cargo sino, nos dice ese cavernícola interno, ¡nos comerán vivos! Y es un instinto que en la era de los nómadas tenía sentido: sino te mantenías unido al grupo y obedecías lo que el cacique había determinado, te quedabas solo y ¡te comían vivo! Una versión actualizada de este razonamiento es cuando algunos economistas observan la economía ecuatoriana y alzan las manos y dicen, “Hay que promover y proteger la industria nacional, sino ¡habrá desempleo y más pobreza!”

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Problemas raciales y la esclavitud en EE.UU.

Recientes noticias sobre disturbios o problemas raciales en EE.UU. han reabierto la discusión sobre sus causas y, como siempre, el legado de la esclavitud aparece por detrás.

Comenta el profesor de economía de Stanford University, Thomas Sowell, en su libro The Quest for Cosmic Justice:

“En EE.UU., por ejemplo, muchos de los problemas sociales de la actual subclase negra son casi automáticamente atribuidos al ‘legado de la esclavitud’. La prevalencia de familias sin padres en los guetos negros, por ejemplo, ha sido en general explicada por la ausencia de familias legalmente constituidas bajo la esclavitud. Pero si uno va un poco más allá de la plausibilidad y la culpa para analizar los datos reales, emerge una perspectiva totalmente diferente”.

Esclavitud

“Hace cien años, cuando los negros estaban a tan solo una generación de la esclavitud, la tasa de matrimonios en la población negra de EE.UU. era levemente superior a la de la población blanca. La mayoría de los niños negros crecía en familias con padre y madre, aun durante la esclavitud, y por varias generaciones después. La caída catastrófica de la familia núcleo negra comenzó, como tantas otras catástrofes sociales en EE.UU., durante la década de los años 60. Antes de los 60s, la diferencia entre las tasas de matrimonio entre hombres negros y blancos nunca fe mayor a cinco puntos porcentuales. Sin embargo, hoy la diferencia es más de 20 puntos, y se amplía, aun cuando la familia núcleo también ha comenzado a declinar entre los estadounidenses blancos. Cualquiera que sea la explicación de estos cambios, están mucho más cerca del hoy que de la era de la esclavitud, aunque esto sea frustrante para aquellos que quieren ver los problemas sociales como melodramas morales”.

“La trágica y monumental injusticia de la esclavitud ha sido utilizada a menudo como una explicación causal de otros fenómenos sociales, aplicados tanto a negros como blancos en el sur de EE.UU., donde se concentrara la esclavitud, sin ninguna verificación de los hechos o comparación con otras explicaciones más mundanas. El hecho de que hay hoy un gran número de estadounidenses negros que no forman parte de la fuerza laboral ha sido también relacionado causalmente con la esclavitud. Pero, de nuevo, si vamos cien años atrás, vemos que la participación de los negros era relativamente superior que los blancos, y continuó así hasta más allá de la mitad del siglo XX. Si queremos saber por qué esto ya no es así, tenemos que mirar nuevamente a eventos y sucesos más cercanos a nuestros tiempos”.

“Todos podemos comprender, en principio, que incluso un gran mal histórico no explica automáticamente todos los males subsiguientes. Pero, usualmente procedemos en la práctica como si no comprendiéramos esto. El cáncer puede, por cierto, ser fatal, pero no explica todas las víctimas, ni siquiera la mayoría”.

Por cierto, aquí va una foto del profesor Sowell:

Thomas Sowell

Publicado originalmente en El Foro y el Bazar el 5 de diciembre de 2014.

Del.icio.us Digg

Justicia a la venezolana

Esta semana un juez venezolano acusó a la líder opositora María Corina Machado de conspirar para matar al presidente Nicolás Maduro. Si se le declara culpable, podría pasar hasta 16 años en prisión. ¿Puede ella esperar un juicio justo de parte del Poder Judicial de Venezuela?

En lo absoluto, según las conclusiones de una investigación dirigida por tres abogados venezolanos y publicada en un libro nuevo, El TSJ al servicio de la revolución< &em>. Según este documento, desde el 2005 el sistema judicial de Venezuela ha emitido 45.474 sentencias, pero ni una sola vez ha fallado en contra del Estado.

El destino de Machado, por lo tanto, depende totalmente de los caprichos de Maduro y su séquito. El precedente de Leopoldo López, otro líder de la oposición que está encarcelado desde febrero tras haber sido acusado de provocar incendios y conspirar, no indica un resultado favorable para Machado.

Del.icio.us Digg

El “rebelde desconocido”

Hoy hace 25 años se dieron las manifestaciones en la Plaza de Tiananmen en contra de la dictadura comunista que continúa gobernando China. Debido a que el Partido Comunista se apartó de la ortodoxia y permitió un mayor grado de libertad económica, 680 millones de chinos abandonaron la pobreza entre 1980 y 2010 y la tasa de pobreza extrema se redujo de 84% a 10% durante el mismo periodo.

Sin embargo, ese progreso en el ámbito económico no debería hacernos olvidar que China sigue siendo gobernada por un régimen que reprime libertades fundamentales del individuo como las de expresarse y/o asociarse. Incluso en la dimensión económica, China sigue teniendo un nivel de libertad económica relativamente bajo, ubicándose en la posición 123 de las 152 economías, según el último índice de libertad económica realizado por el Fraser Institute.

Por eso vale la pena conmemorar hoy la inspiradora escena en la que un hombre desarmado logró que se detuviera una columna de decenas de tanques. Este video que presento a continuación viene a ser como una ilustración de la superioridad moral del individualismo frente al colectivismo. Milton Friedman también lo consideraba un momento importantísimo para la causa de la libertad individual. Cuando el Instituto Cato creó el Premio Milton Friedman por la Libertad, otorgado cada dos años a un individuo que haya realizado una contribución significativa a la causa de la libertad individual, el economista Premio Nobel dijo que aquel hombre frente a los tanques en la Plaza de Tiananmen se merecería dicho homenaje.

Del.icio.us Digg

Ex alumno de Universidad ElCato arrestado en Venezuela

Rodrigo Diamanti

Anoche el Servicio Bolivariano de Inteligencia de Venezuela (SEBIN) arrestó a Rodrigo Diamanti, presidente de “Un Mundo sin Mordaza”, una ONG que promueve los derechos humanos y la libertad de expresión en ese país. Diamanti también es un buen amigo del Cato Institute y asistió a la Universidad ElCato que co-auspiciamos en 2009 en Venezuela.

No hay cargos formulados contra él, aunque se dice que había una orden para arrestarlo. Hace dos semanas, mientras estábamos en Caracas para realizar otra Universidad ElCato y hablar en una conferencia del centro de investigaciones pro-libertad Cedice, mi colega Ian Vásquez y yo logramos hablar con Rodrigo y otros amigos venezolanos que fueron parte del movimiento estudiantil que derrotó a Hugo Chávez en el referéndum de 2007. Nos contaron cómo el gobierno estaba acosando cada vez más a las ONGs. Tristemente, notamos que muchos de los chicos que habían asistido a la Universidad ElCato en 2009 se han ido de Venezuela. Aquellos que se quedaron y que continúan luchando en contra del gobierno cada vez más autoritario se enfrentan a las consecuencias.

Adicionalmente, en la madrugada de hoy la Guardia Nacional Bolivariana violentamente tomó el control de dos campamentos en el centro de Caracas donde los estudiantes habían estado manteniendo una protesta permanente en contra del gobierno. Las autoridades dicen que arrestaron a 243 personas. Visité ambos campos y conocí a varios de los estudiantes que se encontraban allí. Una estudiante, María Alejandra de 23 años, me dijo que tenía una orden de arresto y se levantaba todos los días sin saber si seguiría libre —o siquiera viva— hasta el final del día. No he podido contactarla hoy y temo que esté entre los detenidos en la redada de hoy.

Esta represión viene en un momento en que el gobierno está sosteniendo reuniones para llevar a cabo un diálogo falso con un sector de la oposición. Ayer una encuesta de Datanálisis constató que 78% de los venezolanos son pesimistas acerca de la situación del país y 59% considera que el presidente Nicolás Maduro está haciendo mal su trabajo. La tendencia es clara: conforme la popularidad del régimen disminuye, su autoritarismo aumenta.

Del.icio.us Digg

Humala frente a la ocurrido en Venezuela

Nuestro gobierno ha sido frío y timorato en condenar la represión brutal que ha emprendido el autoritarismo de Nicolás Maduro contra la protesta de ciudadanos pacíficos en Venezuela.

Cuesta creer que el presidente peruano, Ollanta Humala, quien emite el frágil pronunciamiento del 18 de febrero sobre Venezuela, sea el mismo que cuando le caía la noche por el caso López Meneses no dudara en mostrar su deslinde con palabras que expresaban su más profunda indignación, por lo que dijo: “Deslindamos totalmente con esa basura, con ese delincuente, no podemos aceptar que se quiera vincular a un gobierno que está haciendo el esfuerzo de consolidar la democracia, de ser transparente, con ese tipo de basuras”.

No es que pidamos que nuestro presidente se exprese con la misma brusquedad de palabras sobre Venezuela, pero sí esperábamos que hable con la misma indignación, fuerza y distancia que se debe guardar de los violadores de los derechos del pueblo como Maduro.

Nuestro presidente es bravo, recio y no duda en marcar distancias cuando de rufianes se trata, ¿por qué entonces la condescendencia con Maduro que ha disparado contra estudiantes que ejercían su derecho de protesta?

Nuestro presidente, lejos de mostrarse categórico y consternado con estos actos antidemocráticos y sangrientos, ha escogido bien cómo cuidar sus palabras. Hace un llamado “a la calma y al diálogo” mientras se están asesinando estudiantes con saña y violencia. Pide que “autoridades y ciudadanos realicen su máximo esfuerzo para que la democracia y el respeto a los derechos de todas las personas prevalezca”, cuando es muy claro que es Maduro quien ha respondido criminalizando a la oposición. Y hace votos para que se detenga “el enfrentamiento entre venezolanos” cuando somos testigos de que las balas vienen de un solo lado, de los colectivos armados y de las fuerzas de gobierno que Maduro ha puesto en las calles. Creo yo que nuestro presidente no es que no haya condenado suficiente lo que pasa en Venezuela, simple y tristemente no lo ha condenado.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

¿Nos estamos acercando a un punto de quiebre en Venezuela?

Hoy podría ser un día muy trágico en la historia de Venezuela. Dos marchas multitudinarias, una de la oposición y la otra organizada por el gobierno, se encuentran en las calles de la capital y podrían toparse en el mismo distrito. El régimen de Nicolás Maduro prohibió la marcha de la oposición y amenazó con violencia si sus manifestantes intentan ingresar al municipio del Libertador, en el centro de Caracas. Las cosas podrían ponerse muy feas.

Las tensiones han ido aumentando desde la semana pasada cuando decenas de miles de personas, mayormente estudiantes, tomaron las calles para protestar contra del gobierno. La mano dura con la cual el régimen ha respondido casi que no tiene precedente. Al menos tres personas han muerto, muchos han sido detenidos y otros tantos permanecen desaparecidos. Los estudiantes que han sido liberados denunciaron que fueron torturados y violados mientras estuvieron en custodia. Además, el gobierno emitió una orden de arresto en contra de Leopoldo López, el ex alcalde del distrito de Chacao y uno de los líderes más emblemáticos de la oposición. Como líder de la marcha de hoy, López ya se entregó a la Guardia Nacional.

Debemos tener en cuenta algunas cosas conforme se desarrollan estos sucesos:

Una gran porción de la población está harta: Esta no es la primera vez que decenas de miles de venezolanos se lanzan a las calles para protestar contra el gobierno. Sin embargo, conforme la aguda crisis económica recrudece, el nivel de desesperación en la población, particularmente los venezolanos de clase media, está llegando a un punto de ebullición. El índice de escasez muestra que más de uno de cada cuatro productos básicos no está disponible en los estantes. Largas filas son cosa de todos los días en los supermercados. Cuando la gente finalmente logra encontrar un producto, ve que su ingreso para comprarlo está cayendo rápidamente. La tasa de inflación oficial llegó a 56% el año pasado, pero según el Proyecto de Monedas Problemáticas de mi colega Steve Hanke, la tasa de inflación anual implícita realmente es de 305%. El crimen ha deteriorado significativamente las condiciones de vida: Venezuela es uno de los lugares más peligrosos del mundo con casi 25.000 homicidios en 2013—una tasa de homicidio de 79 asesinatos por cada 100.000 habitantes. El país se está convirtiendo rápidamente en un lugar invivible y muchos venezolanos creen que ya no tienen nada que perder.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

La libertad de disentir

¡Qué fuerza más poderosa es la del disenso! Despierta argumentos, abre mentalidades o refuerza las opiniones propias y lo más importante: sirve en innumerables casos para mantenerle cortas las riendas del poder a los gobernantes de turno.

La libertad para disentir y contra-argumentar, tan saludable para las democracias y tan habitual para muchas sociedades, es en Cuba un pájaro tan exótico y tan extinto como el legendario dodo. Por décadas, quienes para llegar al poder usaron un formato tan poderoso del disenso como es la revolución, ahora lo coartan y lo impiden a toda costa, pues le temen por su capacidad para erosionar la concentración de poder.

En Cuba se ha intentado impedir las voces opositoras (no necesariamente orquestadas o armoniosas entre sí) a base de mantener un dominio monopólico de la información. Navegar la web en Cuba ha implicado acostumbrarse al odioso mensaje de “Lo sentimos, está página no está disponible en su país”. De lo anterior son también cómplices gobiernos internacionales y páginas extranjeras, que por la etiqueta de lo políticamente correcto aceptan estas condiciones de censura sin pensar en las implicaciones de dejar sedientos a miles que se encuentran deshidratados de información. Pero la necesidad, madre de toda inventiva, ha llevado a que los cubanos se ingenien para que sus mensajes pasen todo filtro informativo y es así como tirando botellas con mensajes al mar cibernético, han logrado levantar conciencia en el extranjero sobre la censura digital. Es por el optimismo y la esperanza de que alguien haría eco de estos mensajes, que diferentes voces cubanas como la de Orlando Luis Pardo o Yoani Sánchez han encontrado micrófonos abiertos y una audiencia global dispuesta a escucharlos, independientemente de si se concuerda o no con ellos.

(seguir leyendo)

Del.icio.us Digg

Creando un índice de libertad humana

Hasta ahora, no ha existido un índice global que mida la libertad humana desde una perspectiva del liberalismo clásico. Hoy, como parte del proyecto de Libertad Humana auspiciado por el Cato Institute, el Fraser Institute y el Liberales Institut, publicamos el primer intento de tal índice (en inglés y en formato .pdf), diseñado por mi colega Tanja Stumberger y por mi. El índice es un capítulo en el libro Towards a Worldwide Index of Human Freedom (publicado por Fraser y Liberales, en inglés y en formato .pdf).

Utilizando indicadores consistentes con el concepto de la libertad negativa –entendida como la ausencia de coerción— hemos tratado de medir hasta qué grado la gente es libre para gozar de libertades clásicas en cada país: libertad de expresión, de religión, libertad individual para la toma de decisiones económicas y las libertades de asociación y de reunión. El índice de libertad está compuesto de 76 variables distintas incluyendo mediciones de seguridad, la libertad de movimiento, y libertades de relacionarse como aquella de reunirse o la discriminación legal en contra de los homosexuales.

En este índice preliminar Nueva Zelanda se ubica como el país más libre en el mundo, seguido de Países Bajos y luego Hong Kong. Australia, Canadá e Irlanda son los siguientes, ubicándose EE.UU. en séptima posición. En la posición No. 16 encontramos a Chile, el país más libre de América Latina.

Como decimos en nuestro ensayo, “El objetivo de realizar este ejercicio es explorar con mayor cuidado lo que entendemos por libertad, y para mejorar nuestro entendimiento de su relación con un sinnúmero de fenómenos sociales y económicos. De igual importancia es que este trabajo podría mejorar nuestra apreciación de la forma en que las libertades se relacionan entre ellas”.

El índice por lo tanto nos permite observar cuáles libertades están siendo más amenazadas en qué partes del mundo, la relación entre la libertad económica y la libertad personal en distintas etapas del desarrollo, y la relación entre la libertad humana y la democracia, para mencionar solamente algunos ejemplos.

Nos hemos beneficiado de aportes de varios académicos alrededor del mundo, quienes han participado en varios seminarios que fueron parte de este proyecto, muchos de los cuales también han contribuido con capítulos al libro publicado hoy. Fred McMahon provee un buen resumen de la literatura acerca de la definición de la libertad (en inglés y en formato .pdf) que sirve como una buena introducción al tema. Nuestro índice está siendo actualizado y revisado de acuerdo a las recomendaciones que hemos recibido desde que esta versión fue redactada. También le agradecemos a Bob Lawson y a Josh Hall por proveer críticas (publicadas en este libro) del índice, gran parte de las cuales compartimos. Son más que bienvenidas adicionales recomendaciones y críticas conforme continuamos refinando este trabajo en progreso.

Del.icio.us Digg

“Rompiendo el tabú”

Les recomiendo el documental “Rompiendo el tabú”, sobre el fracaso de la guerra contra las drogas y la necesidad de considerar políticas alternativas para abordar el consumo, la producción y distribución de drogas. Una parte considerable del documental se enfoca en cómo países latinoamericanos –particularmente Colombia, Brasil y México– están llevando la carga pesada de esta guerra. El conocido actor mexicano Gael García Bernal, quien narra la versión en español de este documental, dice: “Desde que el ex presidente Calderón le declaró la guerra a las drogas en 2006, se han producido más de 47.000 homicidios vinculados a las drogas en México. . . El gobierno está empezando a perder el control de regiones enteras”.

Otra porción del documental trata de cómo la guerra contra las drogas está perjudicando a los mismos ciudadanos estadounidenses que la política de la prohibición pretendía beneficiar. Al final del documental se presentan políticas alternativas para abordar el asunto de las drogas, políticas que han demostrado ser más efectivas para reducir el daño colateral del consumo abusivo de drogas y que no tienen el efecto secundario de generar la violencia que están sufriendo varios países latinoamericanos gracias a la prohibición. Vale la pena verlo.

Del.icio.us Digg