El departamento de Correa en Bélgica

Es típico que un nacionalista latinoamericano critique a las personas que sacan capitales de sus países y los invierten en otros lugares. El presidente Rafael Correa lo ha hecho muchas veces. En 2009 forzó a la banca privada a repatriar parte de sus activos en el exterior.

Lo que no es tan tradicional es que haya evidencia de que quien lo predica no necesariamente lo practica. La última semana a todos los ecuatorianos nos sorprendió la noticia, con fuente del Sistema de Rentas Internas del Ecuador (SRI) y luego de la misma presidencia, de que Correa había transferido $330.000 a una cuenta suya en Alemania. El presidente luego aclaró (…no sean brutos el dinero fue enviado a Bélgica y no a Alemania”) que el dinero era para comprar un departamento en Bélgica para su familia ya que posiblemente sus hijos estudiarán en ese país.

Pero la cosa no quedó ahí. Hoy, el director del SRI, Carlos Marx Carrasco, anunció que publicará la lista de todos los ciudadanos y los valores que han pagado por el impuesto a la salida de divisas “para que la ciudadanía vea (el comportamiento de) personeros de Diario El Universo, Diario Hoy, El Comercio de todos los medios, que con miseria humana se han permitido poner en duda… (lo que ha hecho el presidente)”. Así vemos, nuevamente, cómo en Ecuador la información reunida para cobrar impuestos sirve para que el poder político tome represalias.

Del.icio.us Digg